Que digan que viene una ola

|M.Á. Contreras Betancor|

EspañaPunk (Cazador de Ratas Editorial, 2018) no es una simple colección de trece relatos de terror o ficción científica inspirados en varios temas musicales interpretados por Rocío Jurado y Raphael; la antología que protagoniza este espacio es un claro ejemplo del riesgo (y por ende, del amor) asumido por una editorial con sólo cuatro años de vida y de los autores, –unos conocidos y otros no tanto– que aceptaron el reto para demostrar que en España tenemos referencias artísticas de una calidad inimitable. Como afirma la editora Carmen Moreno en la contraportada de la Antología: “si nunca viste el terror en las canciones de Raphael o Rocío Jurado… es porque no las has escuchado con atención”.

Pues así, sin anestesia, gominas o tiquismiquis, comienza un recorrido por esta obra original en la que trece visiones, trece seres humanos –escribidores, ellos– ofrecen al lector a lo largo de más de trescientas páginas, unas historias ‘musicales’ llenas de buena literatura, de giros inesperados, de recuerdos de una tierna infancia… Por ejemplo, en Cararroja, de I.S. Guinaldo, el cuento que abre la serie inspirado en Paloma brava (Rocío Jurado), una señora llena de ternura afirma que “esa canción le gusta mucho a mi niño”, ¡bonita criatura!, mientras que en Él, no era aquel, firmado por David P. Yuste, el tema Yo soy aquel es la banda sonora con un protagonista que hace un juramento solemne, de esos que… “Ahora y siempre seré tu siervo”. Por su parte, Óscar Navas, con el título El que te sueña, ofrece una historia en la que aparecen caballos blancos y alguien que “siguió amartillando la cabeza de”… ¿alguien?

Quien esto escribe, tuvo la fortuna de leer todos los relatos antes de que salieran peinados y estrenando el traje (las insuperables portada e ilustraciones de la artista mexicana, Mariana Palova) y afirmo que su lectura es una experiencia que deja huella, tanto, que mientras tecleo esta pieza me acompaña un ejemplar de EspañaPunk… Y continúo.

En el punto de partida, de Zahara Ordóñez, se vuelve a una canción de la Jurado que sirve para plantear el inquietante escenario que supone ser el último representante de la especie humana y encontrarte con “mi propio fin como individuo”… Y entonces aparece Amílcar en Ese hombre que tú ves ahí, fruto de la creatividad de Haizea M. Zubieta, y un personaje que clava la “vista en el hueco entre su nariz y sus labios”…

Inspirado en la canción Mi gran noche, se presenta Luna dorada, la propuesta que hace Kristina Yanavichyute con esa presencia de una madre, ¿de una madre?: “Ay, si me vieras ahora, madre… dejarías la vara marcada en mis nalgas”.

El pasado mes de noviembre y en el marco de la XXXVI convención nacional de Fantasía, Ciencia ficción y Terror (Hispacon), algunos autores de la Antología participamos en la presentación de la misma con motivo de una mesa redonda que bajo el título de El terror se esconde en cualquier sitiohttps://youtu.be/Rpwt0J7-uuk sirvió para reflexionar en torno a ese estado del alma que tanto bien hace a la literatura, y a veces, tan poco al sistema nervioso central.

La segunda parte… y punk

José Manuel Fernández Aguilera sitúa su historia, Mi gran noche, en una residencia de ancianos, una de esas que había disfrutado de tan gran reputación y que ahora era… bueno, pues un lugar que vivía una situación algo complicada: “Utilizaremos nombres en clave“tú serás Tucán”, porque elefante es un nombre muy largo. Muerte a naranjito (Breve estudio sobre el nacimiento de la égloga mutiversal) cuya autoría corresponde a Pedro Moscatel, es un relato en el que él (un personaje)… “echa a andar en dirección contraria a dos de los hombres más perdidos de la historia”…

En el universo Queer 3.0,“SOF es un híbrido entre robot humanoide y una ginoide”… “y P45 era una ginoide” que había formado parte de una empresa de robots sexuales. La historia completa es obra de Andrea Díaz que se inspira en el Digan lo que digan de Raphael.

Existe un lugar en el que Layla celebrará su cumpleaños, es posible que sea Su gran noche, si nos atenemos a lo que nos cuenta Jesús Relinque Pedjaporque “se avecinaba otra noche de pensión completa en el hostal tenebroso”. Con el título de AmandaSonia González narra que el “tiempo es un concepto extraño, incomprensible por su rigidez”, pero eso no es todo. Casi nunca lo es. Y cerrando, casi, este recordatorio sobre la Antología le toca el turno a Estrellita ultramarinos, los recuerdos, Rubén y Estrella, las pastillas de regaliz, las flores del naranjo de Charo y siempre algo más de la pluma de Ana SaizTrece, eran trece relatos, así que llega La muerte en surcos, que es obra de un servidor y cuenta la historia de Ladislao Salgueiro y una vida (y varias existencias).

Como esto se termina pero no acaba, sepa usted que EspañaPunk es una Antología de relatos de terror inspirados en canciones de Rocío Jurado y Raphael, pero EspañaPunk también es un ejemplo de que todavía queda vida inteligente, tanto en el mundo editorial y entre los escribidores que sin miedo al terror, o al menos lo disimulan muy bien, han bordado las notas de dos ‘monstruos’ de la canción.


©Texto: M.Á. Contreras Betancor

©Vídeo: Óscar Navas

©Revista CONTRALUZ