Ritual

|Guillermo Anderson|

 

Su frente empapada en sudor, sus escasas ropas que parecían sobrarle, una manzana en su boca, sus pies descalzos mojados, un sabroso olor similar al de una cazuela española, aunque esté invitado al banquete no podrá disfrutarlo puesto que esta vez es el plato principal.

©Texto: Guillermo Anderson

©Publicación: Revista CONTRALUZ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *