‘A sangre fría’

 

 

|Osvaldo A. Reyes|

 

Más de 20 películas y series de televisión se han basado en obras, libros y cuentos cortos escritos por la pluma de Truman Streckfus Persons, también conocido como Truman Capote. Algunas de sus obras son consideradas clásicos (¿Recuerdan Breakfast at Tiffany’s?), pero el pináculo de su carrera literaria fue una obra de no-ficción basada en un crimen verdadero. Su título: A Sangre Fría.

Idea General:

El 15 de noviembre de 1959, en un pueblecito de Kansas, los cuatro miembros de la familia Clutter fueron salvajemente asesinados en su casa. Los crímenes no tenían motivos aparentes y no se encontraron claves que permitieran identificar a los asesinos. Cinco años después, Dick Hickcock y Perry Smith fueron ahorcados como culpables de las muertes. A partir de estos hechos, y tras realizar largas y minuciosas investigaciones con los protagonistas reales de la historia, Truman Capote dio un vuelco a su carrera de narrador y escribió A sangre fría, la novela que le consagró definitivamente como uno de los grandes de la literatura norteamericana del siglo xx. Capote sigue paso a paso la vida del pequeño pueblecito, esboza retratos de los que serían víctimas de una muerte tan espantosa como insospechada, acompaña a la policía en las pesquisas que condujeron al descubrimiento y detención de Hickcock y Smith y, sobre todo, se concentra en los dos criminales psicópatas hasta construir dos personajes perfectamente perfilados, a los que el lector llegará a conocer íntimamente. “A sangre fría”, que fue bautizada, pionera y provocativamente, por Capote como una «non fiction novel», es un libro estremecedor que, desde la fecha misma de su publicación, se convirtió en un clásico.

Opinión:

Este libro pertenece a un género diferente. Al de la no ficción. Una historia verídica convertida en libro. Está basada en un caso real que en su momento casó gran revuelo (aunque como el mismo Capote menciona, no fue el único de su tipo en la época).
Capote hizo un excelente trabajo armando la historia desde todos los ángulos posibles. Desde el pasado de los asesinos y las vidas que llevaron (que según algunos lectores podría explicar lo que hicieron y según otros, no) hasta el desenlace final (la ejecución de los culpables en la horca, método de aplicación de la pena capital en Kansas al momento del juicio).

El libro comienza de una forma que atrapa, si uno sabe de que trata el libro. Describe con lujo de detalles el último día de vida de cada una de las víctimas. Luego salta al descubrimiento del asesinato de toda la familia Clutter, la investigación y la captura de los culpables. En el medio, lo que hicieron los asesinos, sus aventuras al huir y los que los llevó a regresar a los Estados Unidos para finalmente caer en manos de la justicia. Describe detalles curiosos (me pregunto que debió pensar el conductor que recogió a Dick y Perry en una carretera solitaria en el desierto sin saber que tenían planeado asesinarlo y que se salvó de puro milagro). Si datos y relatos como ese no lo vuelven paranoico, por lo menos harán que piense mucho antes de considerar prestar su ayuda a extraños. Al final, cuando los culpables (Perry Smith y Dick Hickock) confiesan como se dieron los hechos (un robo mal planeado –ya que buscaban una caja fuerte que no existía– y el asesinato de los Clutter) es cuando se comprende que el título del libro es perfecto. Cuatro asesinatos cometidos “a sangre fría” por un botín de entre 40 y 50 dólares.


El libro debió tener un mayor impacto en su época. Creo que con el pasar de las décadas y el incremento de la violencia que nos rodea, nos hemos desensibilizado. No puedo negar que si abro el periódico de hoy, me puedo encontrar por lo menos con dos crímenes que le harían competencia. Eso no le quita mérito al libro. Es solo que debe ser puesto en el contexto del momento en que fue escrito.

Ahora, en su afán de ser detallista, pienso que Capote abusó un poco en algunas partes. No se siente pesado ni aburrido, un punto a favor de la habilidad de Capote como escritor, pero siento que pudo saltarse un par de páginas sin afectar la historia. Un punto menor, pero importante a mi parecer.
Quitando eso, un buen libro sobre el impacto de la violencia en la sociedad (El título original del libro, por cierto, es A Sangre Fría: Una historia verídica de un asesinato múltiple y sus consecuencias) que debe ser leido.

Conclusión:
Una muy buena investigación de un caso real y una excelente recopilación de los hechos que se dieron antes, durante y después del asesinato de la familia Clutter. Es un vistazo a lo cerca que se encuentra el mal de cualquiera de nosotros y un recordatorio. Recomendado.

Datos curiosos:

1. La idea de la historia nació de una nota de 300 palabras que salió en la página 39 del New York Times el 16 de noviembre de 1959. Para aquellos que nos gusta escribir, nos sirve como evidencia que buenas historias pueden encontrarse en cualquier parte. Lo único necesario es estar pendiente, tener los ojos abiertos y la mente dispuesta.

2. Capote pasó 4 años investigando para el libro. Habló con todos los involucrados de una u otra forma (incluyendo los asesinos) con la ayuda de una amiga de toda la vida. Harper Lee, escritora de Matar a un ruiseñor.

3. Perry Smith, antes de morir, expresa su arrepentimiento por lo que hizo. A la vez reconoce que el sentimiento es inútil. Antes de subir al cadalso le da un beso en la mejilla a Capote y le dice en español “Adiós amigo”.


©Texto: Osvaldo A. Reyes

©Publicación: Revista CONTRALUZ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *